Bob Seger insinúa que ha terminado de gira tras la muerte de su compañero de banda

Bob Seger insinuó que sus días de paseo quedaron a espaldas tras la homicidio del saxofonista Parada Reed.

Seger se atragantó al rememorar su última conversación con Reed, quien murió en diciembre a posteriori de una batalla contra el cáncer de colon, durante una entrevista con SirusXM.

«Lo escuché con mucha atención», dijo Seger, recordando la emplazamiento telefónica. “Y dijo ‘lo agradecido que estoy por mi maravillosa vida’. … Pensé que era tan hermoso y pensé que él era tan fuerte. No creo que pudiera salir (de paseo) sin él «.

Reed fue un miembro constante de Silver Bullet Band, apareciendo en los siete lanzamientos de estudio adyacente a Seger entre 1976 y 1995. Su comienzo en «Turn the Page» y como solista en «Old Time Rock and Roll» se ubicó entre las contribuciones más notables del saxofonista. . Igualmente actuó en dos LP en vivo durante ese período de tiempo, incluido el libro clásico de 1976. Bala viva.

«Honestamente, fue una especie de espectáculo más. Pero el tamaño fue en realidad divertido», admitió Seger, recordando los conciertos de septiembre de 1975 en el Cobo Arena de Detroit que produjeron el zaguero LP. «Habíamos destapado para Bachman Turner Overdrive y Kiss en ocasiones, y habíamos estado en grandes lugares. Pero ahora todo depende de nosotros, y no hay término en lo que podemos tocar porque somos los cabezas de cartel … De repente nos desatamos. Creo que estábamos listos para eso «.

En 2019, Seger y Silver Bullet Band se embarcaron en la paseo de despedida Roll Me Away. El espectáculo final de esa caminata tuvo lado el 1 de noviembre en el Wells Fargo Center de Filadelfia. Aún así, considerando la cantidad de rockeros clásicos que se retiran solo para luego anunciar giras de regreso, los fanáticos tenían la esperanza de que a Seger aún le quedaran actuaciones.

Si sus días de paseo en realidad terminaron, el cantante pareció contento con la valentía. «Sabes, he tenido una gran vida, oh Jehová mío», admitió Seger. «Me encantaba lo que hacía. En ingenuidad, nunca trabajé un día en mi vida. Lo más difícil fue echarse en hoteles, tener comida podrida».

.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies