Con Saquillo repleto de kriptonitaSpin Doctors intentó ser un montón de cosas diferentes a la vez. Lo sorprendente es lo proporcionadamente que encajó todo.

Un riff de guitarra que evoca a Keith Richards y ¿John Frusciante? Una sección de ritmo que encaja en algún ocasión entre Desarraigo en Main St. y el disco boogie de “Funkytown”? ¿Una novelística romántica que explora cómo Jimmy Olsen calma alejar a Lois Lane de Superman? Sí, y ese es solo el primer single.

Saquillo repleto de kriptonita abre con «Jimmy Olsen’s Blues». El pegadizo arreglo mezcla el rock sureño, el funk de los setenta y el tenso Top 40, mientras que las palabras presentan una perspectiva atrevida y nerd que no se parece a casi carencia en 1991 («Está saltando edificios de un solo brinco / Y estoy leyendo a Shakespeare en mi casa en el centro«). La mezcla distintiva ayudó a desencadenar una revolución musical y convirtió a Spin Doctors en una sensación por un breve tiempo a principios de los 90.

Cuando Spin Doctors, el cantante Chris Barron, el guitarrista Eric Schenkman, el bajista Mark White y el baterista Aaron Comess, se juntaron y comenzaron a tocar a mediados de los 80, pocas bandas tenían su objetivo: tomar la plantilla de los Stones y luego amplificar más ganchos pop, funk. ingenio pasivo y serio. A mediados de la período, el rock ‘n’ roll tuvo dos grandes avances. Tenías bandas en la campo del spandex y la trituradora que iban desde lo seguro (Bon Jovi) hasta lo escandaloso (Motley Crue), pero asimismo tenías un campo completamente diferente que buscaba profundizar y oscurecer (REM, el Cura, Suma a Jane). Spin Doctors representó el manifestación de una tercera dirección para el rock, una que comenzó de a poco, pero que avanzó con un tremendo impulso.

Mira el video de Spin Doctors » Jimmy Olsen’s Blues ‘

A finales de los 80, el jam-rock de los 60 y los 70 se había convertido de nuevo en la corriente principal. El regreso más trascendental se produjo con el extensión de Grateful Dead de «Touch of Feligresía» en 1987; el sencillo se convirtió en la primera y única entrada al Top 10 de la bandada y ayudó a presentar el saburía de Jerry García a una reproducción nacida a posteriori de Woodstock. Más o menos del renacimiento de los Muertos, muchos de los compañeros del corro se reunieron y encontraron fans jóvenes: Allman Brothers Band, Little Feat y Doobie Brothers habían vuelto a estar juntos al final de la período; Traffic y Steely Dan volverían a intentarlo unos abriles más tarde.

Pero los de la Concepción X querían que sus propias bandas los siguieran y se asustaran. El colapso auténtico de las bandas de jam de la segunda ola llegó con Phish, Widespread Panic y Blues Traveler (que compartieron una campo con Spin Doctors en la ciudad de Nueva York). Estas tres bandas en particular comenzaron a construir bases de fans basadas en shows en vivo de maratón y un resistente boca a boca. Pero nadie en la campo saltó a la corriente principal hasta que Spin Doctors y Saquillo repleto de kriptonita.

Agresivo el 20 de agosto de 1991, el LP no hizo mucho al principio. Epic Records había firmado a la bandada basándose en sus habilidades de club y lanzó el disco del concierto. En ocio … en vivo en enero de 1991. Característico de la campo, el set en vivo incluía canciones extendidas con compilaciones lentas, altísimos crescendos de guitarra y secciones trippy y jazz. Pero asimismo presentó números ajustados. Epic parecía estar anunciando que su nueva bandada podría hacer largas exploraciones y un pop finamente manufacturado. Tomó algún tiempo, pero los fanáticos de la música finalmente se enamoraron de ese pop finamente manufacturado.

Un año a posteriori de la venida de Saquillo repleto de kriptonita, el récord aún no se había incendiado. La bandada parecía estar haciéndolo proporcionadamente en la carretera con el primer festival HORDE, completando un cartel anclado por Phish, Widespread y viejos amigos Blues Traveller. Luego, MTV comenzó a transmitir videos de los sencillos «Little Miss Can’t Be Wrong» y «Two Princes». Las estaciones de radiodifusión saltaron a lado. Llegó la televisión y la bandada consiguió anuncios en Sábado oscuridad en directo, El software de David Letterman y otros.

Vea el video de Spin Doctors » Dos príncipes »

Saquillo repleto de kriptonita encontró una audiencia a través de sus éxitos. Si proporcionadamente cortó el sonido crudo de la guitarra de los Stones y los ritmos sueltos (y las humanidades astutas) de Little Feat, los fanáticos vinieron por la capacidad de la bandada para tomar esos nociones y convertirlos en pop. El sencillo principal «Little Miss Can’t Be Wrong» fue una canción de regaño sin la crueldad de los Stones. (Las humanidades de Barron eran tontas y, a menudo, autocríticas, mientras que la dureza de la guitarra, el bajo y la conjunto se mantenía bajo control con los ganchos listos para la radiodifusión). -Guitarra melódica al frente y Barron predicando los títulos del aprecio sobre el cuartos, el corazón sobre la crianza (“No tengo futuro ni árbol genealógico / Pero sé lo que debería ser un príncipe y un enamorado”).

El éxito en el Hot 100 de Billboard se tradujo en ventas masivas, y el LP finalmente se convirtió en platino cinco veces. Pero detrás de los éxitos se esconde un cuaderno pionero repleto de cortes profundos.

Las cuatro melodías compactas – «Little Miss Can’t Be Wrong», «Two Princes», «Jimmy Olsen’s Blues» y «More Than She Know» – dieron a la bandada espacio para padecer en otros lugares. «Refrigerator Car» se abre con un minuto completo de truenos mientras Schenkman, White y Comess miran alrededor de detrás a Led Zeppelin, de banda a Living Color y delante a Ilusionismo sexual de azúcar en mortandad. “Forty or Fifty” comienza meditativo, herido y tierno antaño de que la romance dé paso a un pasaje de ensueño y un outro casi de rock espacial. “Shinbone Alley / Hard to Exist” intenta meterlo todo en: blues, funk, hard rock de los 70, psicodelia de los 60.

Es comprensible ver cómo 4 millones de personas en los EE. UU. Recogieron Saquillo repleto de kriptonita para escuchar “Two Princes” 10 veces seguidas. Siquiera es exagerado sostener que otro millón se enamoró del LP por poner un delirio como «Off My Line» adjunto a la poema «How Could You Want Him (When You Know You Could Have Me?)», En la que Barron deja caer referencias a Pueblo y recorre una taxonomía de ángulos en un conjunto de humanidades suaves y sinceras. Una buena parte de la concurrencia asimismo descubrió cómo el cuaderno pasó del Top 40 contemporáneo a Eje: Audaz como el aprecio homenajes

Mira el video de Spin Doctors ‘La pequeña señorita no puede estar equivocada’

Saquillo repleto de kriptonita tuvo piernas durante meses, pero Spin Doctors nunca superaría su éxito. El seguimiento del cuaderno, 1994’s Gíralo boca debajo, incluía muchos de los mismos nociones que impulsaron a su predecesor. Pero lo que le faltaba eran grandes éxitos. «Dejaste que tu corazón vaya demasiado rápido» puntuó en el ventilación, pero se perdió el Top 40.

Aún así, Spin Doctors preparó la munición tanto para la música orientada a la jam como para un regreso al rock puro. Es difícil imaginarse a Blues Traveller abriéndose paso a lo vasto con «Run-Around» en 1995 sin «Two Princes». Es aún más difícil imaginar a Hootie & the Blowfish yendo más remotamente que las fiestas de fraternidad si Kriptonita no había probado que hubiera un mercado para el rock ‘n’ roll más allá del grunge, punk y metal. Desde Dave Matthews Band que domina el final de los 90 hasta Counting Crows vendiendo 7 millones de copias de Agosto y todo lo que viene a posterioriSpin Doctors allanó el camino para una reproducción de bandas a las que les encantaba coquetear con el pop.

Top 100 de álbumes de rock de los 90

Cualquier discusión sobre los álbumes de rock Top 100 de los 90 tendrá que incluir poco de grunge, y este no es diferente.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *