La impresión inaugural de Farm Aid en 1985 iba a ser el circunstancia valentísimo para que Sammy Hagar anunciara al mundo que se había unido a Van Halen.

El primer software benéfico anual de Willie Nelson, Neil Young y John Mellencamp se transmitía en vivo por la televisión y la radiodifusión nacionales, ofreciendo a millones de personas la primera oportunidad de escuchar a Hagar y Eddie Van Halen ejecutar juntos. «Queja que lo arruiné todo», dijo Hagar en sus memorias de 2012, Rojo: mi vida sin censura en el rock.

Antaño de aceptar el trabajo como sucesor de David Lee Roth como cantante de Van Halen, Hagar se había comprometido a ejecutar en el show Farm Aid del 22 de septiembre de 1985 como solista. Se tramó un plan para que Eddie Van Halen se uniera a Hagar y su facción en «Rock and Roll» de Led Zeppelin, durante el cual asimismo anunciarían su nueva asociación musical.

Desafortunadamente, la reacción estridente que Hagar recibió de la audiencia de 90.000 fanáticos a posteriori de rajar su set con «There Only One Way to Rock» lo puso demasiado animado y suelto. «Tuve ese estadio rockeando», recordó Hagar. «Me amaban, se estaban volviendo locos».

Fue la ingreso a la futuro canción, «I Can’t Drive 55», lo que metió a Hagar en problemas. «‘Aquí hay una canción para todos ustedes, hijos de puta que jalan tractores’, dije, e instantáneamente apagaron la transmisión de radiodifusión y apagaron la transmisión de TV en vivo», recordó. «Arruiné todo. Cuando saqué a Eddie, estábamos mucho tiempo fuera del gracia, y nadie vio ni escuchó nadie».

Mira a Sammy Hagar y Eddie Van Halen ejecutar en Farm Aid

Independientemente, la aparición fue aceptablemente recibida por la multitud en vivo, y Van Halen, Hagar y su facción solista volaron felices a casa en un avión privado que el cantante había alquilado para la ocasión exclusivo. «Fue una transición amistosa de mi facción a Van Halen», señaló.

Seis meses a posteriori, el libro presentación de Van Halen con Hagar, 5150, se convirtió en su primer libro en encabezar la registro. En el primer concierto completo de la nueva formación, esta vez fue la audiencia, no Hagar, la que fue demasiado allá: los fanáticos derribaron una valla frente al decorado durante la canción de comprensión del software.

La mejor canción de todos los álbumes de Sammy Hagar

Solo o en colección, el Red Rocker demuestra que hay más de una forma de rockear.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *