«Hacer demostraciones y compendiar ideas es como tener efectivo en el porción», dice el guitarrista de Alice in Chains, Jerry Cantrell, sobre las canciones de su nuevo elepé en solitario: Aclarar, publicado el 29 de octubre. “Hay todo tipo de ideas geniales que nunca se usan o no se atienden, o que no se ajustan al tiempo o al disco en el que estás trabajando. Y lo bueno es que siempre están ahí «.

Cantrell sacó todas las paradas para Aclarar, su primer disco en solitario desde 2002 Alucinación de degradación. Coprodujo el LP con el compositor de bandas sonoras de películas y ex guitarrista de Marilyn Manson Tyler Bates, y reclutó a un equipo astral de músicos que incluían al bajista de Guns N ‘Roses Duff McKagan, el baterista de Paul McCartney Abe Laboriel Jr. y Plan de escape de Dillinger el vocalista Greg Puciato.

El plan resultante de nueve canciones presenta las armonías vocales melancólicas y las guitarras de varias capas que se convirtieron en el sello distintivo de Alice in Chains. Pero Aclarar asimismo intercambia alt-metal riguroso y riguroso por melodías folk bucólicas y country-rock arrogante, salpicado de guitarras de pedal steel y florituras ahumadas de víscera Hammond. En un guiñada a sus raíces de rock clásico, Cantrell cierra el elepé con una inquietante lectura de «Goodbye» de Elton John, que le valió a los Rocket Man sello de aprobación.

Poco luego del dispersión de AclararCantrell habló con UCR sobre el proceso de composición, su filosofía de tocar la guitarra y su tolerancia para bandas glamurosas durante los primeros días de Alice in Chains.

Este es un elepé que verdaderamente se presta a escuchas repetidas. Tiene tantas capas instrumentales y melódicas.
Crecí con muchos discos como ese y he intentado crear discos como ese. Creo que gran parte de nuestra música y la música de la que he formado parte, hemos tenido instantáneas, como, «demonios, sí», canciones y discos impactantes, pero en sinceridad están construidos para el amplio plazo. . Y se lo agradezco. Me encanta que saques más de 10 escuchas y 20 escuchas y 30 escuchas. Como, “Mierda, ¿está haciendo eso allí? ¿Qué está haciendo aquí? Amo esa profundidad. Me encanta ponerme capas. Me gusta la novelística, ¿sabes? Y eso va desde la superficie hasta el fondo.

Fuiste un pionero del sonido de Seattle en los primaveras 90, pero cuando escucho este disco, tengo una sensación mucho más californiana. Tiene algunos fundamentos del país; tiene una guitarra de diapositivas; tiene algunas melodías alegres y alegres. ¿Estabas consciente de esa dinámica mientras hacías este elepé?
Cuando empiezas un disco, para mí, parte de la diversión es no aprender a dónde vas. Es posible que tengas un puñado de ideas que te den un poco de vibra de lo que podría ser, simplemente haciendo una demostración de melodías como, «Está adecuadamente, este va a ser un disco pesado» o «Esto va a ser un poco más de un récord atmosférico y más trivial «. Pero se te ocurre eso en el proceso, y es una agradable sorpresa. Simplemente vas a donde sientes que la música te lleva de forma natural. Así que es interesante porque, en este proceso de demostración, solo hago una demostración de lo que me pira la atención y paso por un proceso de escritura. Y había unas nueve o diez melodías que eran básicamente el cuerpo de este disco, y luego había unas cinco o seis canciones más que se sentían como un disco diferente, se sentían un poco más directas y agresivas y lastimoso, y no parecían encajar con esto. Y te das cuenta de que el proceso está a la medio de la demostración y [say], «Está adecuadamente, supongo que aquí es donde vamos». Escuchas a dónde te lleva y luego tratas de guiarlo y dejas que sea poco natural, en el momento.

Mira el video de ‘Atone’ de Jerry Cantrell

Supongo que es un buen problema: tener demasiado buen material para contener en un disco, en circunscripción de disputar para encontrar suficientes canciones.
Ese es un problema que, por fortuna, no he tenido en mi carrera, tratando de encontrar suficiente música para satisfacer un disco. Y estoy agradecido por eso, y lo atribuyo a mucho trabajo duro, y asimismo a ser parte de un colectivo que lo impulsa. Hemos hecho registros – Tarro de moscas siendo un ejemplo, donde no teníamos mucho cuando entramos, y simplemente lo inventamos, y resultó ser un gran disco. Pero en su decano parte, me gusta entrar, y a ti te gusta entrar como pandilla o como escritor, sabiendo que tienes mucho material con el que ya te sientes adecuadamente.

Tienes un equipo impresionante de músicos en este elepé, incluido Duff McKagan en el bajo. ¿Tienen un parentesco musical resistente oportuno a sus raíces compartidas en Seattle?
Lo hacemos, y Duff me pidió en varias ocasiones que me uniera a él en algunos de sus esfuerzos, algunos de sus discos en solitario. E hicimos poco maravilloso en el que tocamos una canción para el cumpleaños de Jimmy Carter. Se unió a nosotros en la viaje, cuando nos dirigíamos a hacer [Alice in Chains’] El negro da paso al azul, salió a la carretera con nosotros y tocó la guitarra con nosotros. Y somos buenos amigos y colaboradores desde hace mucho tiempo. No creo que tuviera la intención de hacer todo el disco, pero morapio a hacer una canción o dos, [and] Seguí lanzándole melodías, y al final de un par de días, ya había hecho las tres cuartas partes del disco. [Laughs.] Es tan talentoso. Simplemente lo admiro como músico y como hombre.

De todas las bandas de grunge arquetípicas que salieron a principios de los 90, siento que Alice in Chains tenía la decano pasión por el hard rock de los 80 que salía de Los Ángeles. Pudiste inyectar esos grandes riffs y espectacularidad en tu sonido.
Si, quiero proponer, [there] se hizo mucha buena música en esa lapso. Y ser una gran pandilla y poder dominar un proscenio y tener una gran audiencia y aparearse un espectáculo, son fundamentos tan cruciales como escribir buenas canciones y ser un buen músico. Al principio, tal vez muchos de nuestros hermanos no lo admitieran abiertamente, pero todos escuchábamos lo mismo y nos inspiramos en todo, desde el punk más underground hasta el rock más excelso y comercial y todo lo demás. Pero solo queríamos subir al proscenio, queríamos ser una pandilla exitosa y queríamos ser una gran pandilla. Había [Mother] Love Bone, y luego Pearl Jam y Soundgarden y nosotros y el [Screaming] Árboles y Mudhoney y Gracia. Cuatro de ellos estaban todos en la misma oficina, ¿verdad? Entonces, de vez en cuando, cualquiera venía a la ciudad, como Poison o Helix o lo que sea. Creo que nuestro primer concierto, fuimos teloneros de Great White y Tesla. Llamarían y preguntarían si alguna de las bandas estaría interesada en destapar para esas bandas, y todos lo rechazarían excepto nosotros. Pensamos: «¿Es un proscenio? ¿Está en nuestro estado o en nuestra ciudad? Estamos allí. Tocaremos con cualquiera». Y esas fueron repeticiones importantes, subiendo a grandes escenarios, sin importar si verdaderamente no te mezclabas musicalmente tan adecuadamente con la pandilla con la que tocabas. Hicimos shows o hicimos giras con todo el mundo. Hicimos una viaje con Extreme. Hicimos una viaje con Slayer. Hicimos una viaje con Iggy Pop. Hicimos una viaje con Van Halen. La pluralidad es poco bueno. Siempre hemos aceptado eso, y creo que es más divertido cuando obtienes una variedad de cosas que [when] es solo un espectáculo de metal puro.

Me imagino que cuando estás luchando por tu vida para ganarte una audiencia que no es la tuya, te hace apreciar aún más a la audiencia que está ahí nada más para ti.
Cuando empiezas a ser capaz de destapar para bandas de ese tamaño, que están tocando en estadios y lugares más grandes como multitudes de asientos en festivales y cosas así, eso es un gran brinco. Eso es un gran brinco de un club pequeño y de mierda al que estás acostumbrado a pugnar. Pero asimismo tienes la experiencia de poseer pasado por eso y ver el cambio cuando tu música comienza a presentarse al mundo y la parentela comienza a prestarte atención. Así que eso nos sucedió en medio de Clash of the Titans, cuando estábamos abriendo para Anthrax, Megadeth y Slayer en una viaje giratoria como cabezas de cartel. Durante la primera medio de eso, fue como valer el manguito. Estabas constantemente esquivando la mierda que te lanzaban. La parentela te escupía, te maldecía, te atacaba, saltaba al proscenio y comenzaba peleas contigo. Y eso nos gustó un poco. Fue como nosotros contra el mundo. Pero aproximadamente a la medio de eso fue cuando «Man in the Box» verdaderamente se escuchó en la radiodifusión y comenzó a sonar en MTV. Y fue extraño porque casi de inmediato podías observar ese cambio.

Audición ‘Black Hearts and Evil Done’ de Jerry Cantrell

Gibson dio a conocer recientemente su firma «Wino» Les Paul. Cuando estabas desarrollando tus habilidades como guitarrista y compositor, ¿cuál era tu filosofía y enfoque en dirección a la guitarra?
Es mucho escuchar, tener lugar mucho tiempo jugando. Una cosa que hice mucho fue cuando salí por mi cuenta, fuera de casa o lo que sea, cerca de de los 18, 19, fueron shows en vivo. Y me empapé mucho de eso, y eso se remonta a lo que estábamos hablando. Se proxenetismo de muchos niveles diferentes de competencia, en circunscripción de solo ser un gran músico. Y creo que atraviesas un proceso para encontrarte a ti mismo. Siempre me gustaron las bandas que tenían riffs, y siempre busqué bandas que tuvieran escritores verdaderamente fuertes, y supongo que simplemente gravité lógicamente en dirección a eso y me encontré en algún circunscripción de ese camino. Riffs, canciones, equilibrio, concordia. Esas son las cuatro claves ahí mismo.

Algunos guitarristas simplemente tratan una canción como un transporte para presentarse al solo y poder lucirse. No creo que alguna vez hayas tenido esa inclinación.
Bueno, no soy tan bueno como para poder improvisar para un solo de 15 minutos, así que tengo que echarse en brazos en otras fortalezas. Mis cosas siempre se han adaptado verdaderamente a la canción, incluso algunas de las cosas anteriores en las que … siempre hay un espacio para el solo de guitarra. Y eso me encanta, créeme, pero incluso esos solos, siempre lo pienso. [as] tiene que juntar poco a la canción, y siempre pienso en ella como otra sección. Y tiene que susurrar. Tiene que cantar como una partidura vocal o de trompeta. Poco que es único y eleva la canción, pero sigue siendo poco célebre y melódico. Y especialmente [outside of the] EE. UU., Como en Sudamérica o en muchos países europeos, es un delirio no solo para que la parentela vuelva a cantar la romance de tus canciones, sino que asimismo te volverán a cantar tus solos. Eso te da escalofríos.

Tienes programadas algunas fechas de viaje para 2022. ¿Sabes quién tocará en la pandilla todavía?
Creo que hay una parte de los chicos con los que hice el disco y que van a hacer el delirio conmigo. Muchos de ellos tienen sus propias cosas en marcha, sus propias grandes bandas y sus propios proyectos que hacer, pero es un poco extraño proponer quién estará verdaderamente allí. Pero iré con la corriente. He tenido mucha suerte de poder tener un corro nuevo y maravilloso de músicos reunidos y salir de viaje cada vez que lo he hecho, así que esta vez no estoy preocupado por eso.

Top 30 álbumes de grunge

Desde Gracia y Neil Young hasta Melvins y Mudhoney, las mejores obras del movimiento de los noventa.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *