La Reina del Soul además tenía afinidad por el rock clásico.

A lo amplio de sus 58 abriles de reproducción, Aretha Franklin asumió el Great American Songbook, pero positivamente consolidó su superficie en la historia con el R&B y el gospel. Pero la primera mujer en ingresar al Salón de la Auge del Rock & Roll (en 1987) tenía grandes orejas, gustos amplios y una mente abierta, y ella, pegado con colaboradores como Jerry Wexler y Clive Davis, llegaría muy allá con distinción por material de grandes artistas de rock, haciéndolos suyos la mayoría de las veces con el alma enraizada en el evangelio que inspiró su mejor trabajo.

«Me gusta todo tipo de música», le dijo Franklin a esta escritora durante una entrevista en 1985 en su casa en los suburbios de Detroit. «No tiene que aparecer como una canción de soul o gospel. Puede ser rock o jazz o cualquier cosa. Si escucho poco que creo que puedo hacer por mi cuenta, lo intentaré». El baterista de Journey, Narada Michael Walden, quien produjo y coescribió cinco álbumes de Franklin durante los abriles 80 y 90, agregó posteriormente de su homicidio en 2018 que Franklin «no tiene límites. Nulo está fuera de límites para ella. Tenía un fuego ardiendo adentro de ella que quiere poder, prórroga poder y aporta poder a todo lo que hace «.

Con la vida y la carrera de Franklin celebradas en la película biográfica de 2021 Respeto, parecía un momento propicio para examinar algunas de sus aventuras más notables en el rock clásico, en orden cronológico, incluidas selecciones que pueden parecer positivamente sorprendentes en el papel.

«(No puedo obtener ninguna) satisfacción»
(Llega Aretha, 1967)

Franklin lanzó su segundo disco para Atlantic Records con este éxito del otro banda del charco. En sus manos es más oscilante que desafiante, con Swampers de Muscle Shoals agregando un sabor de roadhouse conmovedor y la sección de trompeta dirigida por King Curtis brindando poco de músculo adicional. No es tan frenético como el tratamiento de Otis Redding dos abriles ayer, pero es igual de importante.

«96 lágrimas»
(Llega Aretha, 1967)

? & the Mysterians parecen un poco difíciles, pero Franklin Queen of Souls lo logra con la ristra de bajo andante de Tommy Cogbill a la individuo. Es una de sus pocas portadas que no resiste del todo al flamante, pero siquiera es cero que te saltes.

«Groovin ‘»
(Señora alma, 1968)

Franklin le da al soul smash de fanales azules de Young Rascals un tratamiento amoroso atiborrado de dulzura Muscle Shoals. Se sostiene con creces en lo que algunos consideran su mejor disco, con una ristra de guitarra formidable y elegante y un arreglo vocal entusiasta que incluye respaldo de Cissy Houston y su hermana Carolyn Franklin.

«Eleanor Rigby»
(Esta chica está enamorada de ti, 1970)

Olvídate de ese atún arreglo de cuarteto de cuerdas dobles que asombró al mundo cuando los Beatles lo sacaron en 1966. Franklin acelera su celebración impulsada por el piano como una especie de secuela de su propio «Think», con el género de apoyo Sweet Inspirations asegurándose de que la Reina es cualquier cosa menos solitario en el sección vocal.

«Déjalo ser»
(Esta chica está enamorada de ti, 1970)

No hay una revisión drástica para la otra portada de los Beatles en el 16º disco de estudio de Franklin; Franklin simplemente profundiza un poco más en el fundamento conmovedor de la canción, con un arreglo vocal solemne y un solo de saxofón suave. Esta fue además la primera lectura de la canción que se lanzó comercialmente, ya que el sencillo de los Beatles no salió hasta dos meses posteriormente del de Franklin.

«El peso»
(Esta chica está enamorada de ti, 1970)

Es una reunión de los titanes cuando Duane Allman presta slide y steel guitar a la lectura oscilante de Franklin del clásico Band, con King Curtis liderando el ataque de trompeta. Se registra en unos 90 segundos más corto que el Música de Big Pink flamante, pero Franklin lo posee como si fuera suyo en primer superficie.

«Cortejar a la persona con quien estás»
(Aretha Live en Fillmore West, 1971)

El primer éxito en solitario de Stephen Stills ha recibido una serie de tratamientos conmovedores desde su dispersión en 1970, pero el de Franklin fue uno de los primeros, interpretado seis meses posteriormente durante su aventura de tres noches en San Francisco. Es una interpretación estimulante, atrevida y atrevida y con un verdadero impulso espiritual. Usted, como ella desea para la multitud de Fillmore, disfrutará escuchándolo tanto como a ella y a su costado les gusta tocarlo.

«Puente sobre aguas turbulentas»
(Grandes éxitos de Aretha, 1971)

Está proporcionadamente dejar caer la mandíbula cuando escuchas esto, Paul Simon y Art Garfunkel además lo hicieron. Su sencillo flamante ganó los premios Grammy a Impresión y Canción del Año en 1971, durante la misma ceremonia en la que Franklin debutó con su tratamiento de servicio de domingo por la mañana, similar a un himno. El sencillo de Franklin fue dorado y ganó su propio Grammy en 1972, por Mejor Interpretación Vocal Femenina de R&B.

«Border Song (Santo Moisés)»
(Jóvenes, dotados y negros, 1972)

Dale a Franklin una canción con «Holy» en el título y puedes colocar a que la llevará a la iglesia y de regreso, y allí de nuevo. La pista aún fresca de Elton John (solo dos abriles) de su segundo disco homónimo fue un ajuste natural para Franklin, y ella y su equipo de producción mantuvieron inteligentemente el arreglo sencillo, enfocado en su piano y voces de calibre de púlpito con la Inspiraciones dulces. Durante la parada de enero de 2019 en Detroit en su viaje Farewell Yellow Brick Road, John le dijo a la multitud él y el letrista Bernie Taupin «estaban atónitos – de hecho, casi nos cabreamos los pantalones de puro deleite por el hecho de que la mujer que amamos tanto entonces y que llegamos a seducir aún más posteriormente, positivamente grabaría una de nuestras canciones». John, quien hizo un dueto con Franklin en «Through the Storm» de su disco de 1988 del mismo nombre, agregó: «La amaba mucho. Solía ​​llamarla en su cumpleaños a veces … para agradecerle no solo por siendo Aretha, pero por cada cuarto musical que hizo, eso me inspiró «.

«El amplio y ventoso camino»
(Jóvenes, dotados y negros, 1972)

Franklin regresó a los Beatles y a Déjalo ser, con una interpretación conmovedora y evangelizada de la evocación que recuerda su lectura de «Bridge Over Troubled Water» de Simon & Garfunkel. Ese es Billy Preston en el víscera Hammond, por cierto, un par de abriles posteriormente de tocar el piano eléctrico en el flamante de los Beatles.

«Tienes un amigo»
(Afabilidad asombrosa, 1972)

Carole King ha sido buena para la reina. Su «(You Make Me Feel Like) A Natural Woman» se convirtió en uno de los mayores éxitos de Franklin en 1967. King’s Tapiz Mientras tanto, el disco tenía al punto que seis meses cuando Franklin incorporó «You’ve Got a Friend» en su fabuloso Afabilidad asombrosa muestra en la Iglesia Bautista Misionera New Temple en Los Ángeles, etiquetando a Jesús, el amigo en cuestión, en este tratamiento coral en trance pero edificante combinado con el normalizado del evangelio «Toma mi mano, Señor Precioso». La lectura definitiva de James Taylor salió un mes ayer de las actuaciones de Franklin, pero ella lleva la canción a algún superficie que ni él ni King podrían deber imaginado.

«Una canción para ti»
(Déjame entrar en tu vida, 1974)

La Reina está en su victoria emotiva en esta interpretación del privilegiado de Leon Russell, que se graba con frecuencia. Proviene de la icónica lectura de 1971 de Donny Hathaway, que comparte un productor (Jerry Wexler) y un arreglista (Arif Mardin), agregando algunas inflexiones más jazzísticas a la saco gospel que Hathaway vertió en su interpretación.

«Lo que un tonto cree»
(Aretha, 1990)

Franklin cambió de epíteto e hizo de este éxito de Doobie Brothers su segundo sencillo de su disco apertura para su nueva saco de operaciones. Hace un injerto en una suave transigencia vocal ayer de tomar el tempo, cambiando entre un arreglo fiel y un ataque funked en la pista de bailable, lanzando un solo de saxo en torno a el final. El coautor Michael McDonald le devolvió el distinción uniéndose a Franklin para hacer un dueto en su lectura de 1992 de «Ever Changing Times» de Siedah Garrett.

«No siempre puedes conseguir lo que quieres»
(Cortejar a todos los heridos, 1981)

¿Alguna vez te has preguntado cómo sonaría este privilegiado de los Rolling Stones como entrenamiento disco-funk? No lo creíamos, y con razón. Franklin estaba buscando dirección posteriormente de la transición de su sello discográfico, y esta pista desordenada producida por Arif Mardin, con los miembros de Toto Steve Lukather y David Paich, no la encuentra para ella.

«Jumpin ‘Jack Flash»
(Aretha, 1986)

Keith Richards y Ronnie Wood volaron a Detroit para tallar y filmar el video de la película Whoopi Goldberg del mismo nombre en el fabuloso United Sound Studios. El equipo de estrellas, incluido Steve Jordan en la formación, Chuck Leavell en los teclados y Randy Jackson en el bajo, insertó un poco más de funk en la mezcla, y la apasionado función de Franklin se destaca como un punto culminante de esta era en su carrera.

«Multitud de todos los días»
(Lo que ves es lo que sudas, 1991)

El clásico de Sly & the Family Stone recibe un cambio de imagen brillante en las manos de Franklin, agregando una mezcla de iglesia y coros de gospel para coros para una exuberancia vibratorio y vibratorio que es la vida de la fiesta en su 33 ° disco de estudio.

Los 25 mejores álbumes de soul de los 70

Hay más en la término que Marvin Gaye y Stevie Wonder, pero esas leyendas están proporcionadamente representadas.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *