Stevie Wonder no tuvo que demostrar nulo durante la última parte de los abriles 70.

Acababa de producirse la primera parte de la decenio en una de las mejores carreras de la música popular, con disco clásico tras disco clásico: Música de mi mente y Compendio parlante (los dos 1972), Visiones internas (1974), Cumplimiento ‘Primer final (1974). Pero Wonder no se detuvo y comenzó a trabajar de inmediato en su disco número 18, titulado provisionalmente Veamos la vida como es ayer de que cambiara a Canciones en secreto de vida para su tirada el 28 de septiembre de 1976.

Cuando Wonder terminó de tallar unos meses posteriormente de 1976, tenía suficientes canciones para incluir un disco doble más un EP de cuatro canciones con el paquete. Fue una empresa y un esfuerzo monumental de uno de los artistas más importantes de la época, y su tirada solo lo hizo más sobresaliente y más cardinal.

Mirando en dirección a a espaldas en Canciones en secreto de vida ahora, su influencia y excelencia han aumentado enormemente a lo dilatado de los abriles. Fue un gran disco en 1976; décadas posteriormente de esa arranque auténtico, es aún más extraordinario. Nombra cualquier disco clásico de pop o soul (o incluso rock) de los abriles 80, 90 y 2000, y es probable que puedas rastrear su categoría hasta la eterna obra maestra de Wonder.

Audición ‘Sir Duke’ de Stevie Wonder

Como en sus otros discos de los 70, Wonder manejó muchos de los instrumentos él mismo en Canciones en secreto de vida, incluidos teclados, pila y armónica. Pero asimismo trajo al equipo de apoyo más sobresaliente que había tenido desde que declaró su independencia creativa de Motown en 1971. De donde vengo. Los músicos de trompeta, percusionistas, guitarristas y una pequeña comunidad de coristas se entretejen a lo dilatado de las 21 pistas del plan. En total, más de 130 músicos reciben algún tipo de crédito en el disco.

La reproducción se realizó en cuatro estudios: Crystal Sound en Hollywood, donde la mayoría de Canciones en secreto de vida se completó, y las plantas de registro en Los Ángeles y Sausalito y la taller de éxitos de Nueva York. Wonder trabajó sin detener durante los largos meses, presionando a sus colaboradores, incluso a los famosos como George Benson, Herbie Hancock y Minnie Riperton, para que siguieran su ejemplo.

Surgieron con uno de los mejores álbumes del siglo, una alcoba que rompe fronteras y destaca la vida en el centro de la ciudad, la historia del jazz, la religión, la experiencia Black, la experiencia femenina y el inclinación ilimitado por los amigos y la comunidad. (Esa es la pequeña hija que Aisha Morris escuchó en la bañera al final de «Isn’t She Lovely», que fue escrita para ella). La música, por turnos, es alegre, enojada, triste y romántica. Wonder prácticamente lo clavó cuando llamó al disco Canciones en secreto de vida.

Audición ‘I Wish’ de Stevie Wonder

Desde el eclosión de «Love’s in Need of Love Today», la música suena más completa y con más control que cualquier cosa que Wonder haya figura ayer. Se había vuelto más pulido y menos directo a medida que pasaban los abriles, y ese movimiento comienza aquí. Pero a diferencia de algunos de esos discos posteriores que a veces no tienen espacio para respirar, estas canciones rebosan de vida y un sonido que llena la habitación que encaja con el posterior disco de Wonder en una decenio en la que se volvió intocable.

Algunos de ZancadillaLas mejores canciones se convirtieron en sencillos de éxito: «I Wish» y «Sir Duke» alcanzaron el número uno; «Another Star» y «As» llegaron al Top 40. Pero las riquezas del disco se pueden escuchar en todas partes, ya que las pistas se cruzan de un banda a otro: «Knocks Me Off My Feet» y «Joy Inside My Tears» son inclinación canciones, «Pastime Paradise» y «Black Man» son de naturaleza más política. El resto del disco cae entre esos espectros, incursionando en el pop, jazz, soul, New Age, funk y rock para alcanzar sus posibilidades. Incluso en su ambiciosa duración de dos LP más EP, el disco rara vez se queda a espaldas.

Canciones en secreto de vida debutó en el n. ° 1, solo el tercer disco en hacerlo en ese momento (los dos primeros fueron de Elton John para el par de discos que lanzó en 1975, Capitán increíble y el vaquero de tierra rojizo y Roca de los Westies). Asimismo ganó un Grammy por Portafolio del año, repitiendo los honores de los dos LP anteriores de Wonder. Y vendió más de 5 millones de copias en el camino.

No es de maravillar que Wonder no pudiera prolongar esta ráfaga. En cierto sentido Canciones en secreto de vida fue su revés de la vencimiento, posteriormente de la decenio de leyendas que tenía hasta el momento. Llenó los abriles 70 con una cuasi partida sonora, Delirio a través de la vida secreta de las plantas, ayer de comenzar los abriles 80 con los más reducidos pero aún excelentes Más caliente que julio. Pero incluso con la serie de logros de Wonder: un sencillo número uno cuando escasamente estaba en su adolescencia, canciones atemporales creadas como parte del formidable establo de Motown en los 60, esos álbumes de los 70 – ayer de este momento, Canciones en secreto de vida fue un récord único en la vida.

Eso quedó congruo claro casi de inmediato. Y se ha vuelto aún más todos estos abriles posteriormente.

Álbumes de Stevie Wonder clasificados

¿Hubo una mejor ráfaga de álbumes en los 70 que la ráfaga de clásicos de Stevie Wonder?

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *