‘The Gong Show’ vuelve loca a la televisión

Chuck Barris una vez explicado que originalmente quería El show de batintín estar atiborrado de «actos nuevos, frescos y buenos. Pero no pudimos encontrar nadie; todos eran pésimos. Así que en espacio de descartar la idea, dije: ‘Vamos a revertirlo. Hagamos actos pésimos'».

Esta idea, poner a los malos en la pantalla, llevó a uno de los programas de juegos más icónicos de la historia de los Estados Unidos y uno que dejaría una marca indeleble en la televisión.

Cuándo El show de batintín debutó el 14 de junio de 1976, en un espacio vespertino en NBC, no había casi mínimo parecido en el brisa. Incluso en la civilización televisiva despreocupada de finales de los sesenta y principios de los setenta, que incluía programas como La hora de la comedia de Smothers Brothers, Todos en la clan y Héroes de HoganEl show de batintín destacó por su peligro, extravagancia y reto por el caos.

Mira lo más destacado de ‘The Batintín Show’

A principios de los 70, Barris ya era una cartel en el mundo de los programas de juegos por crear El engranaje de las citas y El engranaje de los recién casados, entreambos prosperaron en la incomodidad y los momentos humanos espontáneos.

El show de batintín llevó esta idea a nuevas jefatura. En espacio de hacer preguntas astutas a los concursantes para obtener respuestas que revelen los detalles extravagantes de sus preferencias de citas o vidas personales, este software llamaría la atención sobre los concursantes que son tontos o obscenos por el sensibilidad de hacerlo.

La fórmula era simple: había tres jueces y un batintín. Los artistas probaron sus actos, y cuando uno de los jueces no pudo soportarlo más, rompieron el batintín, poniendo fin al procedimiento. El cómico que ganó el espectáculo del día recibió un cheque por $ 516,32, que se rumoreaba que era el salario intrascendente diario del Screen Actor’s Guild en ese momento.

Mira ‘Gene Gene the Dancing Machine’ en ‘The Batintín Show’

Asimismo hubo partes recurrentes salpicadas en el software. El propio Barris, que era notoriamente achicopalado frente a las cámaras a pesar de su sensibilidad cómica exagerada, actuó como perito de ceremonias, a menudo con sombreros ridículos y acompañando su golpeteo con series intermitentes de movimientos de bailable extraños. El «Comic desconocido» (Murray Langston) realizó fragmentos con una bolsa de papel en la vanguardia. Y «Gene Gene the Dancing Machine», un tramoyista llamado Eugene Patton, aparecía ocasionalmente para hacer su característico zapato tímido mientras la familia le lanzaba cosas desde fuera del tablas.

El software traspasó los límites del sensibilidad, la pudor y la comedia. Ocasionalmente, aparecían buenos actos: Paul Reubens, cuyo publicidad a la triunfo sería su personaje Pee-wee Herman, apareció en un episodio temprano – pero sobre todo los actos caían en algún espacio entre tontos y ridículos.

Había mujeres cantando desafinando en otros idiomas, dos personas cantando y bailando metidas en el mismo conjunto de ropa, hombres silbando «Deep in the Heart of Texas» de espaldas y manteniendo el ritmo tirando de las cremalleras de sus pantalones hacia lo alto y debajo.

Mira ‘The Unknown Comic’ en ‘The Batintín Show’

Fue contagiosamente estrafalario, y Barris era un perito en perdurar a los espectadores sintonizados porque sabían que el software podría sorprenderlos en cualquier momento. El más reconocido de estos momentos provocativos se produjo en 1978, cuando un par de adolescentes se sentaron en el tablas y chuparon paletas heladas de una guisa demasiado sugerente para la televisión, entonces o ahora, ganándose el apodo de «Las gemelas de paleta». Esto, y un episodio en el que el magistrado frecuente Jaye P. Morgan abrió su camisa para exponer sus pechos en la cámara mientras Gene Gene the Dancing Machine estaba actuando, ayudó a poner fin a los dos primaveras de ejecución del software en NBC.

El software pasó rápidamente a la sindicación, donde permaneció durante otros dos primaveras antaño de ser cancelado definitivamente en 1980. Desde entonces ha pasado por avivamientos periódicos, el primero en 1988-98 y el más fresco en 2017-18, pero nunca ha logró recuperar la potente energía alocada del llamativo.

Mira ‘The Popsicle Twins’ en ‘The Batintín Show’

La nigromancia llamativo del software se debió por completo a la presencia de Barris. Un índole renovador en el negocio de los programas de juegos (tenía al menos 17 programas, próximo con varios pilotos sin traicionar), todavía le encantaba inquietar a cualquier audiencia con la que entraba en contacto. Esto se extendió a su diario de 1984. Confesiones de una mente peligrosa (más tarde convertida en película por George Clooney), en la que afirmó acontecer trabajado como sicario de la CIA durante su tiempo en Hollywood. Aunque la afirmación era absurda a primera sagacidad, Barris nunca admitió completamente que se trataba de una invención, prefiriendo en cambio defender la idea de que poco ridículo pero entretenido es mejor que poco seguro pero soporífero.

Y esta es exactamente la forma El show de batintín influyó en las siguientes generaciones de televisión. La comedia comienza idolo Sudamericano o América tiene talento que vienen cuando un acto obviamente fracasa son descendientes directos del examen de Barris de que a veces es fantásticamente divertido ver a cualquiera hacer poco mal.

Del mismo modo, la sensibilidad despreocupada de programas como Comunidad y Siempre está soleado en Filadelfia Debemos poco de su excarcelación a Barris y otros productores de los primaveras 60 y 70, quienes se dieron cuenta de que lo irracional, lo incómodo y lo ocasionalmente obsceno pueden ser una gran televisión.

28 películas clásicas que se convirtieron en programas de televisión (en su mayoría fallidos)

Muchas películas clásicas de los primaveras 70 y 80 han generado series de televisión, pero pocas han tenido éxito.

.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies